“Soy el conductor de la cochera de Ponent, Pedro Ultraran (13270), afiliado al sindicato Actub, de la misma manera que se cuestiona a un sindicato cuando entendemos que no se hacen las cosas correctamente, también es de justicia, explicar cuando se hacen las cosas bien, y se ponen todos los medios para que así sea, en mi caso y a consecuencia de unos hechos en los que la empresa no reconocía correctamente mi antigüedad debido a una excedencia, ha sido finalmente una sentencia judicial, la que ha reconocido los hechos favorables a mi persona, no es agradecimiento lo que quiero mostrar, porque un sindicato está precisamente para proteger y velar por los derechos de los trabajadores, es transmitir que el compromiso con los trabajadores por parte de este sindicato, es incuestionable desde mi propia experiencia personal.”

Desde ACTUB queremos informaros del resultado favorable de una sentencia (165/2018 del social 1 de Barcelona) por una demanda interpuesta por nuestro sindicato en favor de un afiliado nuestro, que denunciaba a la empresa por no reincorporarlo a su trabajo después de una excedencia en la fecha que él solicitó, al haber agotado el plazo máximo solicitado en diciembre del 2011, siendo reincorporado mucho más tarde en julio del 2014.

Con esta sentencia basada en otras del superior de justicia, pero carente de referentes en nuestra empresa, se crea un precedente en la misma, que obliga a la empresa a reconocer su antigüedad en la nómina desde que ingresó en la misma, o sea desde 2001, recuperando una serie de derechos económicos en antigüedad y a la vez, recuperar también su antigüedad cara a la escogida de servicios y demás casos de aplicación como son las vacaciones, descontándole estrictamente el periodo de excedencia solicitado y no desde cuando le dio la gana la empresa reincorporarlo , pues esta cuestión es imputable a la empresa que teniendo vacantes (pues hubieron contrataciones en ese periodo de tiempo) no permitió la reincorporación del trabajador.

Pensamos que es una cuestión importante, al poder mantener su antigüedad en nómina y sufrir tan solo el descuento de excedencia solicitado cara la a antigüedad en las escogidas, además hará reflexionar a la empresa en la conveniencia de atender las peticiones de reingreso por excedencia antes de proceder a otras contrataciones del mismo tipo.