Comité de seguridad y salud (31-05-2019)

Entre los distintos temas que se tratan en esta reunión ordinaria celebrada en Triángulo, podemos destacar uno que nos afecta muy directamente a todos los conductores: la correcta disponibilidad de los lavabos que tenemos en los finales de línea. Concretamente planteamos como orden del día saber cuánto tiempo iba a estar cerrado el lavabo del final de la H4 en el Bon Pastor. Ya sabemos que hay un lavabo de esos provisionales de plástico que, además que no reúne las mínimas condiciones higiénicas (olor, suciedad, iluminación, agua, etc…), parece que está colocado “para quedarse”, por el tiempo que lleva cerrado el fijo que está al lado. La empresa nos responde que quién lleva las obras y reformas de estos lavabos es el Ayuntamiento, y que, a veces hay que llamarles para que se acuerden que tienen pendientes estas actuaciones. Pues bien, si es necesario, que nuestra empresa llame cada semana. No puede ser que por no molestar a los del Ayuntamiento, estemos sin un lavabo en condiciones. Todo el mundo dispone de lavabos mínimamente dignos, en nuestra gran empresa y en el Ayuntamiento; menos nosotros, claro. Pero luego se preguntan qué ocurre con nuestros “riesgos psicosociales”. Muy sencillo, no les importamos casi nada; ni siquiera en lo más básico.

Pedimos a todos los compañeros que tengan conocimiento de algún lavabo en mal estado, cerrado por obras y con deficiencias como las descritas anteriormente, que nos lo haga saber a cualquier delegado sindical para trasladarlo directamente al Comité de Seguridad y Salud. Si es posible, además de comunicarlo al CRT, escribid y haced copia del parte, para después poder adjuntarlo todo. Estas pequeñas cosa pueden conseguirse con la colaboración de todos.