Antes de iniciarse la reunión de hoy, el nuevo director del área de personas, Carlos Jiménez Pérez, ha querido aprovechar la ocasión para presentarse ante todas las secciones sindicales representadas en la negociación del nuevo convenio.

Tras la breve presentación, se inicia la reunión que, por cierto, no ha sido demasiado fructífera. Cabe destacar sobretodo la pérdida de tiempo en modificaciones de actas anteriores, debido (según UGT, CCOO y SIT) a que la empresa no ha aportado toda la documentación solicitada ni se han hecho las modificaciones solicitadas del acta anterior.
Nos ha sorprendido bastante que, después de comenzar con algo de retraso la reunión, al poco tiempo se haga un largo receso, dejando apenas tiempo para hablar de nada.
Tras el receso, el presidente y mediador de la mesa negociadora comunica que retirará del borrador del acta anterior la expresión: “encoratja la RT a presentar una plataforma conjunta per facilitar la negociació”.
Todo ello porque la mayoría formada por UGT, CCOO y SIT no quisieron llegar al compromiso inicial que se tomó en el comité de empresa de presentarnos con una plataforma única ante esta negociación. No cabe duda que, una plataforma única, además de ser mucho más ambiciosa en cuanto a las pretensiones de los trabajadores, también sería mucho más “fuerte” frente a la empresa. Una vez más se prima el protagonismo de unos pocos en detrimento del mayor beneficio para todos los trabajadores. Esa plataforma única rechazada por el TRIDENTE lo único “malo” que suponía es que estaba destinada a sumar todo lo positivo de todas las plataformas presentadas por cada sección sindical (algo perverso por lo visto).
La cuestión, aunque no se haya dicho nada en ésta ni en otras reuniones anteriores, es: ¿se consultará a los trabajadores lo que se vaya a firmar? o la mayoría representada por UGT, CCOO y SIT firmarán sin consultar nada a nadie.

Por parte de UGT, CCOO y SIT se insta a la empresa a responder sobre la “equiparación” de Metro y Bus, y sobre la posible subida del 3%, tal como se acordó hace un tiempo a nivel estatal para las empresas mercantiles públicas. A propósito de esto, la empresa responde que la equiparación con Metro ya se verá a medida que se avance en las negociaciones, pero que seguro hay aspectos que no podrán equipararse nunca. Y sobre la cuestión de la subida del 3%, la empresa alega que cuando se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, si no hay ninguna objeción, también se hará.
Nos encantaría tener respuestas más concretas por parte de la empresa a todas esas cuestiones, pero creemos que, quizás, no sea la mejor forma de utilizar los tiempos de estas reuniones. Está claro que todos queremos respuestas rápidas y buenas para todos, pero no hay que perder nunca de vista que acabamos de empezar las negociaciones y todavía no hemos entrado en materia.
A todo esto, la reacción de UGT, CCOO y SIT, ante la “poca concreción” de la respuesta de la empresa, ha sido expresarle que tomarían las medidas oportunas. Dicho y hecho, convocan una huelga en la que nos meten a todos en un “embolado” sin haber empezado la negociación y sin haber consultado a los trabajadores. Como siempre, pretenden que los trabajadores sacrifiquen lo poco que pueden conseguir de subida de este año, para favorecer el protagonismo de unos pocos. Ya estamos acostumbrados a sus huelgas generales (las de los sindicatos mayoritarios y mal llamados “de clase”) en las que, teniendo algo pactado, como es el caso concreto de la subida del 3%, pretenden hacernos creer que con la huelga lo van a conseguir gracias a su determinación.
La pregunta del millón: ¿cuántos conductores participarán en esta huelga que lo único que provocará es agotar todos los cartuchos antes de comenzar a negociar?

La siguiente reunión será el próximo jueves 16-01-20