En la reunión de hoy con el consejero delegado, nos da información y balance económico y de salud laboral del estado de alarma. 

106.653.790 euros es la cifra de pérdidas en los meses de marzo, abril y mayo. Las compensaciones que están aprobadas llegarán, pero no se sabe cuándo. De momento, la dirección está recopilando toda la información contable para no tener problemas cuando llegue el reparto de las subvenciones.

En cuanto al absentismo, nos ofrece datos de antes de la crisis (13,5%) y actual (+16%).

En cuanto a la financiación a corto plazo, se ha pedido un préstamo inicial de 35 millones para TB (CaixaBank-20, BBVA-5, Santander-5 y Sabadell-5)

También nos informa la dirección de su apuesta consolidada por las nuevas tecnologías, más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Como punto a destacar en la renovación de la flota, los vehículos diésel se reducirán a la mínima expresión en 2025. Se apuesta como una novedad por el hidrógeno (en enero del 2022 se incorporan 8 vehículos), que, además, tiene unas subvenciones muy altas.

En referencia a las mamparas, a fecha de hoy, nos informan que 300 mamparas ya se han instalado. El 5 de julio tienen previsto tener toda la flota con mamparas. 

Hemos recalcado a la dirección que, la adquisición de nuevos vehículos, ha de ser con el compromiso de poder instalar otros tipos de aislamiento ("tipo Varsovia").

Hemos preguntado, si realmente es cierto lo de la desaparición de la venta de billetes por parte del conductor. La dirección no puede confirmar este aspecto todavía, aunque sí reconoce que la intención por parte de TB es que sea así.

Se nos da a entender que es probable que durante la primera quincena de julio se tenga que abrir la puerta delantera, siempre después de completar la instalación de mamparas en toda la flota.